miércoles, 25 de noviembre de 2009

SUPERVIVIENTE DEL MIEDO



En el día contra la violencia de género. 25-11-09.




A todas esas mujeres que no encuentran la manera de salir de su encrucijada.

Decisión,

decidir que orilla de esta vida te conviene, y no jugar.

Hasta aquí hemos llegado y no hay más.

Se Tajante, fuerte, valiente,

sincera, real, capaz, veraz;

orgullosa en la medida, en que lo puedas superar.

Deja de una vez la nube negra que te arrastra y enerva, volviendo sobre tu alma.

Mira el azul limpio del cielo

Comprensión, comprenderte

comprenderme y comprendernos,

un casi imposible e hipotético afán.

Perdón?, perdonarte?

La verdad?

Ahora mismo no puedo.

Ayuda, ayudarte.

Sí ahora mismo se que es lo que quiero.

¿Prolongación de estos hechos?

¡Nunca más!

El dolor es tan grande,

tan intenso, que para aguantarlo temo

volver a enfriar mi alma,

como ya tuve que hacerlo,

y después de calentarla,

con rescoldos y aparejos

doble daño me supone

quedarme a la intemperie

a voluntad del viento.

El viento que es el tiempo,

que azota con fuerza en mi cuerpo

y el espíritu me corroe como al metal viejo.

La lucha contra él es de absoluto tormento.

No quiero, no puedo esperarte más.

Date prisa que no vuelvo,

no me detengo.


Atención,

atiende lo que de veras te llama.

Sufre sin miedo,

lo que no hay más remedio,

No pretendas escapar

pues a pesar de todo,

el sufrimiento es certero,

y antes o después se cobrará su sueldo.

Llanto,

me provocas llanto

y no quiero,

me niego.

Apelo a la rabia

para seguir viviendo,

Porque las lágrimas me producen abatimiento

y no lo consiento.


La ira se impone contra cualquier tormento

Rebelarse, aunque sólo sea por dentro,

Ante la callada desesperación

que soporta mi cuerpo,

hasta el aire se me queda pequeño

¡Qué‚ asfixia!, ¡qué miedo!

Como presa y escondida está mi alma,

sin poder alzar el vuelo.

Con las ansias encogidas se agita,

como barco zozobrante

que su rumbo pierde.

Es constante tormento,

avanzadilla y retroceso.

Cuando el hastío invade mi cuerpo

harto, cansado y perseguido por el desasosiego,

siento entonces, no quedarme

ni un ápice de aliento.

Y busco, y entresaco,

escudriño hasta obtenerlo.

Pero a tí, te miro y no te encuentro.

¿Desde cuándo estás tan lejos?

Y vuelve a repetirse el sueño.

Esa voz que me pregunta

-­¡Mi niña!.....

¨¿Estás aquí sola de nuevo?

- Sí, aquí me duermo,

entre vaivenes de miedo,

que los sueños se confunden

en el más implacable misterio.


Nadando en la noche oscura

encrucijada de sueños

que navego sin fortuna

allí dónde me lleva el viento.

¡Basta de estar al pairo!

Que me caigo, me caigo...

y nada de balanceos

que me mareo, mareo...

Ahora el timón yo cojo

y acabo con tus meneos.

Luchas de agerridos fantasmas

en visiones, en penumbras,

esas, son las tuyas.

Derrotada y vacía

pero no fría.

Te dejo después de tanto tiempo

y..¡qué bien me encuentro!

Porque hoy me llenaré de luz,

Lo que oscuridad tu me ofrecías

Lo que sólo era agonía, auténtica cruz

será un día de color azul

claridad que resplandezca

encandilando,

no cegando con su luz.

Por tantas noches ateridas,

cicatrizar mi herida

en el regocijo

de mis hijos

de mi gente

de mi mente.

A todas las que quedaron atrás.

http://www.youtube.com/watch?v=ZrQDb5C5UiQ






miércoles, 18 de noviembre de 2009

sobrevivir aún a costa del pasado.


Mi amiga vuelve hoy a su país.

Tras años de ausencia, sólo rápidas vueltas de vacaciones y visitas a familiares.

Ahora tampoco es un retorno definitivo, pero sí por una más prolongada estancia.

Aclarar lo que dejó pendiente allá lejos, y aún hoy a pesar de ser su sustento, supone también una carga.

Aligerar entonces ese equipaje y volver con la mirada puesta para siempre en el futuro.

No va a resultar fácil, pero el empeño ha de superar siempre a la adversidad, y ella bien lo sabe; y de nada vale dejarse arrastrar por la desesperanza.

No es exactamente una emigrante, llegó por otras circunstancias. Gozando de una situación casi de privilegio. Viuda y joven había rehecho su vida con una nueva pareja, y acompañada de sus hijos, vino a establecerse en este lugar, por ser precisamente la tierra de su nuevo marido.

En mala hora le conoció, pues si no lo perdió todo fue porque en su país dejó parte de sus propiedades, las que ahora intentará de alguna forma solventar para asegurar su porvenir. ¡Maldito embaucador que la puso de nuevo al filo del más absoluto desconcierto!

Algunos años lleva sola, los mismos que yo la conozco. Somos de la misma edad. Ella ya es abuela, aunque no lo parezca. Me gusta la serenidad con que mira a pesar de estar inmersa en la inseguridad.

Hemos tomado el último café como despedida. He visto la ilusión en su rostro y sus gestos. La esperanza de lograr aquello que se ha propuesto.

Confío en que resolverá bien todos sus negocios que ha de gestionar de ahora en adelante, en un país, que según las noticias de hoy está inmerso en la corrupción.

Que volveremos a vernos en un tiempo y nos hartaremos de bailar más de una noche.

Con todos estos deseos y el consejo de que aproveche cualquier ocasión que se le brinde de disfrutar su tiempo. Con el compromiso de utilizar la web para estar en contacto. De pronto percibo un vacío en mi espíritu, ante la certeza que por algún tiempo no nos veremos.

Un fuerte abrazo y nuestras mejores sonrisas, nos alejan.

¡QUE MEXICO TE TRATE COMO TE MERECES!

http://www.youtube.com/watch?v=8moG2rSBjVM

http://www.youtube.com/watch?v=ukFkdtd1IAY




domingo, 15 de noviembre de 2009

Así andamos sobreviviendo.


Si se trata de supervivencia, esto supone una batalla contra todos los "elementos" que se pronuncian en contra. Es una contínua carrera de obstáculos en los últimos días.

Se compone de una casi interminable lista de tareas y problemáticas surgidas, sin dar tregua, además; que afrontar y resolver.
No se sabe cómo, pero en ocasiones se ha comprobado, y fehacientemente, que cuando una cosa falla, se rompe, suele ocurrir que otras tantas le sigan el mismo camino.

Inexplicables ENIGMAS

Mi pequeño resfriado no fue apenas nada, pequeña incidencia, marcando inicio a toda una cadena de sucesos, que en una semana apenas he tenido tiempo de digerir.

Se estropea el extractor de la cocina.

Se obstruye el desagüe del fregadero.

El viento es tan fuerte, esa noche que hay que subir al tejado a las cuatro de la madrugada porque la antena de la televisión amenaza con volcarse y romper lo que encuentre a su paso.

El suelo se mueve bajo mis pies, y no es un frase hecha, es literal, en la sala de estar se mueven los ladrillos de tal forma que hacen sentirme insegura.

Hoy hace un calor que es más propio de Junio que de Noviembre.

Pero a pesar de todos estos contratiempos, se emplea el buen humor, la paciencia, se avisa al personal especializado, subsanándose, más tarde o más pronto.

¡Hay! Pero quedaba más. Y en temas de salud, es otro el talante, pues por mucho que te empeñes en ponerle optimismo, siempre el nivel de energía acaba un tanto consumido. Si además es la madre de uno la que se encuentra con ese deterioro, aquí sí que se rompen todos los esquemas, los horarios, las costumbres cotidianas de cada cual, que ahora hay que replantear. Y de un día para otro, no, no es fácil asimilar. A todo esto, con la confianza que sólo sea temporal, que tenga alguna solución más o menos rápida, igual que el extractor y el fregadero.. y cada cual vuelva a estar en su lugar y con sus funciones restablecidas. Cómo este ordenador, que está avisando de algún problemilla que no termino de detectar..

Lo dejaré descansar. Descansaré yo también. A ver si todo es fruto de la excesiva saturación, y vuelve así a la normalidad.

Silencio, Oxígeno, Quietud, Reflexión, Música, Sueño, Besos, Dormir.

jueves, 12 de noviembre de 2009

supervivencia en otoño




Aquí me tienes, batallando contra bacterias y virus, en esta tarde de otoño retardado. No tengo como munición más que las castañas y boniatos bien asados y calentitos, algún que otro dátil y para completarlo un buen zumo de naranjas de temporada. ¿ De qué me quejo? No más que de mi maldito dolor de cabeza, que apenas me deja pensar. Entre bocado y trago, algún capítulo de este "Silencio Perturbado", a través del cual se me proporciona la magia del reencuentro.
Y me decido a crear este blog,, aunque no sea mi mejor momento.



te espero en esta penumbra azul.

te espero en esta penumbra azul.
la vuelta de la noche.

con música e imágen.

Loading...