jueves, 20 de enero de 2011


LA ROSA AZUL

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!

Se me torna celeste la mano, me contagio de otra poesía
Y las rosas de olor, que pongo como ella las ponía, exaltan su color;
y los bellos cojínes, que pongo como ella los ponía, florecen sus jardines;
Y si pongo mi mano -como ella la ponía- en el negro piano,
surge como en un piano muy lejano, mas honda la diaria melodía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
me inclino a los cristales del balcón, con un gesto de ella
y parece que el pobre corazón no está solo.
Miro al jardín de la tarde, como ella,
y el suspiro y la estrella se funden en romántica armonía.

¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
Dolorido y con flores, voy, como un héroe de poesía mía.
Por los desiertos corredores que despertaba ella con su blanco paso,
y mis pies son de raso -¡oh! Ausencia hueca y fría!-
y mis pisadas dejan resplandores.

Juan Ramón Jiménez-




jueves, 13 de enero de 2011

CREDO, y..... QUIERO SUEÑO de León Felipe-


Credo


Aquí estoy...
En este mundo todavía... Viejo y cansado... Esperando
a que me llamen...
Muchas veces he querido escaparme por la puerta maldita
y condenada
y siempre un ángel invisible me ha tocado en el hombro
y me ha dicho severo:
No, no es la hora todavía... hay que esperar...
Y aquí estoy esperando...
con el mismo traje viejo de ayer,
haciendo recuentos y memoria,
haciendo examen de conciencia,
escudriñando agudamente mi vida...
¡Qué desastre!... ¡Ni un talento!... Todo lo perdí.
Sólo mis ojos saben aún llorar. Esto es lo que me queda...
Y mi esperanza se levanta para decir acongojada:
Otra vez lo haré mejor, Señor,
porque... ¿no es cierto que volvemos a nacer?
¿No es cierto que de alguna manera volvemos a nacer?
Creo que Dios nos da siempre otra vida,
otras vidas nuevas,
otros cuerpos con otras herramientas,
con otros instrumentos... Otras cajas sonoras
donde el alma inmortal y viajera se mueva mejor
para ir corrigiendo lentamente,
muy lentamente, a través de los siglos,
nuestros viejos pecados,
nuestros tercos pecados...
para ir eliminando poco a poco
el veneno original de nuestra sangre
que viene de muy lejos.
Corre el tiempo y lo derrumba todo, lo transforma todo.
Sin embargo pasan los siglos y el alma está, en otro sitio...
¡pero está!
Creo que tenemos muchas vidas,
que todas son purgatorios sucesivos,
y que esos purgatorios sucesivos, todos juntos,
constituyen el infierno, el infierno purificador,
al final del cual está la Luz, el Gran Dios, esperándonos.
Ni el infierno... ni el fuego y el dolor son eternos.
Sólo la Luz brilla sin tregua,
diamantina,
infinita,
misericordiosa,
perdurable por los siglos de los siglos...
Ahí está siempre con sus divinos atributos.
Sólo mis ojos hoy son incapaces de verla...
estos pobres ojos que no saben aún más que llorar.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Quiero... Sueño


No me contéis más cuentos,
que vengo de muy lejos
y sé todos los cuentos.
No me contéis más cuentos.
Contad
y recontadme este sueño.


Romped,
rompedme los espejos.
Deshacedme los estanques,
los lazos,
los anillos,
los cercos,
las redes,
las trampas
y todos los caminos paralelos.
Que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero que me arrullen con cuentos,
Que no quiero,
Que no quiero,
Que no quiero,
Que no quiero que me sellen la boca y los ojos con cuentos,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero que me entierren con cuentos,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero,
que no quiero verme clavado en el tiempo,
que no quiero verme en el agua,
que no quiero verme en la tierra tampoco,
que no quiero, a su ovillo, como un hilo de barba sujeto.
Quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento,
quiero verme en el viento...
quiero... ¡quiero!... sueño... ¡sueño!
Soy gusano que sueña... y sueño
verme un día volando en el viento.


Poemas de León Felipe-


Camarón de la Isla - La leyenda del tiempo





miércoles, 12 de enero de 2011

FE DE VIDA, José Hierro



Sé que el invierno está aquí,
detrás de esa puerta. Sé
que si ahora saliese fuera
lo hallaría todo muerto,
luchando por renacer.

Sé que si busco una rama
no la encontraré.
Sé que si busco una mano
que me salve del olvido
no la encontraré.
Sé que si busco al que fui
no lo encontraré.





Pero estoy aquí. Me muevo,
vivo. Me llamo José
Hierro. Alegría (Alegría
que está caída a mis pies).
Nada en orden. Todo roto,
a punto de ya no ser
.

Pero toco la alegría,
porque aunque todo esté muerto
yo aún estoy vivo y lo sé.





RECOPILANDO POESIAS DE LA GRIPE EN LA WEB





Lluvia y humedad, barro y raudales

Y pacientes con el pánico de cuadros gripales

Toses y estornudos, tapabocas y alcohol

E Imágenes tristes como colofón

Se suspenden reuniones, ya no se pasan las manos

Y baja la temperatura como el propio clima humano

El miedo causa efectos terribles y grotescos

Automedicación, aislamiento, penas y lamentos

La gente se hacina en los hospitales

Difundiendo los virus, algunos mortales

Colapsan los servicios y el gobierno explica

“No están haciendo nada”, el pueblo replica

Y después me critican por odiar el invierno

Que venga ya el verano, que esto es el infierno

Que el sol radiante de un largo verano

Liquide la influenza y sus largas manos.-


(ELEPE)

10-07-09


--------------------------------------------



Cuando te encuentre te poseeré... ese día, o a más tardar al siguiente, te llevaré a la cama....

Sin pedirte ni siquiera permiso, me acercaré a tí, tocaré todo tu cuerpo y me adueñaré de él.

Te dejaré con una enorme sensación de cansancio y sentirás voluntad de entregarte al máximo.

Lentamente te sentirás erizada y te haré transpirar profundamente.

Te haré gemir y hasta llorar.

Te dejaré sin aliento, sin aire y tu cabeza conocerá fuertes pulsaciones.

Mientras esté contigo, no te sentirás capaz de salir de la cama.

Cuando yo termine, me iré sin despedirme, con la convicción que,
¡¡¡ un día volveré!!!


firmado: " LA GRIPE" (NERIM)

-------------------------------------

Joven sonándose la nariz


POEMA A LA GRIPE
poema a la gripe
no tengo gripe pero
alguien seguro tiene
y no es difícil imaginarse
el calor, ése que deja los dedos fríos
y una especie de protección, el cuerpo
como que toma las riendas,
se rebela contra nuestros descuidos.
no tengo gripe pero
alguien, quizás con gripe,
busca un poema.

(MIGUELON2003)

---------------------------------------


gripe
Un viento frio del norte, que se hace vendaval, y una lluvia chaparrón, que inunda la ciudad, es como tu gripe, maldita enfermedad, que te tiene tiraito en el sofá. Me dá penica verte, con la cara demacrá, pero eres un puñetero, no quieres comer ná. Se han pasao tus hermanos, Joaquín se vá a quedar, a pasar la noche contigo, y yo me voy a descansar, porque tu has querido que dices que no duermo ná estando tu malo y lo quieres remediar. Yo no le he visto muy claro, aunque Joaquín se quiera quedar, tu a mi jamás me molestas, además te quiero cuidar, aunque no sea enfermera, me puedo aplicar. Como no has querido, porque eres duro de pelar, y te crees muy fuerte, pues no se hable más, pero esta noche de madrugada, a las cinco, voy pá yá. Haber como has pasado la noche y a desayunar, voy al tayko y traigo café y tú nada de fumar, que se lo digo al medico, y te la vá a liar. Luego a las siete y media pal coche, y a la universidad. Mañana es jueves, podía ser viernes y que encima nos tocara el cupón pá rematar.

martes, 11 de enero de 2011

UNA INTRUSA Y DESVERGONZADA


A ver.....¿ quién te invitó a la fiesta? Y mira que estuviste discreta. Sin embargo tengo mucho que reprocharte, no dejándote ver fuiste una intrépida, descarada y atrevida, que con crueldad me marcaste, y para un mes tengo de herida...
Era nuestra primera cena del año, y las risas estallando; tú tan envidiosa estarías que decidiste colarte, y no, ni te presentaste, pero ay! al día siguiente que mal, pero qué mal me dejaste! Ahora las toses eran tales, que tuve que "enfrascarme". Mala, muy mala forma de inaugurar un año. Así que no pretenderás que la bienvenida te dé. Vete mejor, con premura, y no me tientes más mi mal carácter. Que mucho tengo por hacer y contigo nada place.
Cuidado por tanto, tengáis, que esta golfa, desarrapada, es un okupa deseando echarte a un lado. No fiaros, que además llega con sigilo, para que no puedas ahuyentarlo. Y luego , qué de fuerza coge, cual parásito que tu energía absorbe.
La Gripe es traicionera y malvada, te ataca por sorpresa, en el preciso y mejor momento, a fin de estropearlo todo. Y a esta intrusa no es fácil capturarle.

te espero en esta penumbra azul.

te espero en esta penumbra azul.
la vuelta de la noche.

con música e imágen.

Loading...